Tembleque

Leche de coco, nata, maicena y azúcar, son los ingredientes que se necesitan para hacer este delicioso y sencillo postre típico de las Navidades.

Receta de tembleque

Ingredientes para preparar tembleque

  • 3 tazas de leche de coco
  • 1 taza de nata
  • 1/2 taza de azúcar
  • 1/2 taza de maicena
  • 1 cucharadita de sal
  • Canela en polvo (opcional)

¿Cómo preparar tembleque?

  • En una cazuela mediana, echamos el azúcar, la maicena y la sal, y lo mezclamos bien.
  • Una vez que tenemos los ingredientes secos listos, procedemos a añadir a la cazuela los húmedos, o sea, la leche de coco y la nata.
  • Mezclamos bien y ponemos la cazuela al fuego, a intensidad media-alta y comenzamos a batir con unas varillas manuales.
  • Cuando empiece a hervir, bajamos el fuego al mínimo, sin dejar de batir, y, cuando empiece a ponerse cremoso, lo retiramos del fuego.
  • No dejaremos de batir en ningún momento en todo este proceso, eso es lo más importante.
  • Echamos la crema en un recipiente grande, tipo flanera, lo tapamos y lo metemos en la nevera para que enfríe y coja cuerpo, durante como mínimo 2 horas. Si lo preferimos, también podemos repartir la crema en moldes individuales, todo sea lo que más sencillo nos resulte, lo que más nos guste o nos cuadre en cada momento.
  • Transcurridas las dos horas, el tembleque estará listo para comer. Ya sólo queda desmoldarlo, como un flan, espolvorearlo con canela en polvo, si se quiere... ¡Y a disfrutar!!!
  • Como habéis visto, hay una sola regla muy importante. ¡Nunca parar de batir!.
  • Foto orientativa: SanFranAnnie
Nota del autor:

Este típico postre boricua, tiene un riquísimo sabor a coco. Promete deleitar el paladar de cualquiera que lo pruebe. ¡Lo más importante es nunca dejar de batir!

El tembleque tiene una textura parecida a la panna cotta italiana, pero a diferencia de esta, se desmolda y, por eso, porque al desmoldarse y moverlo tiembla, su nombre es perfecto.

De todas formas, si el recipiente o recipientes son lo suficientemente bonitos, y no te quieres complicar, siempre puedes llevar este postre a la mesa sin desmoldarlo.